La mitad de España amanece en la fase 1: cómo cambiarán las rutinas