La vacuna que lidera un español, que puede salvarnos del coronavirus a finales de año, se empezó en enero