El dolor de cabeza de los datos de Cataluña: el doble de muertes y miles de infectados más que Sanidad