Francia e Italia podrían volver a elevar la alerta sanitaria por el coronavirus