Emotiva despedida entre cuidadores y usuarios de una residencia intervenida por la Generalitat en Tarragona