Illa reconoce "cierta discrepancia" con Madrid y defiende que la incidencia es 710 casos por 100.000 habitantes