El dilema de las mascarillas en las terrazas: el riesgo de ponérsela y quitársela sin echarse gel