Los perros son capaces de detectar el coronavirus gracias a su olfato