El plan de Trump da potestad a los gobernadores para decidir cuándo volver a la normalidad tras el coronavirus