Los riesgos de la fase 1 son extremos: podemos hacer miles de contactos sociales en tres quedadas