La mascarilla, indispensable frente al virus: el truco para comprobar que la llevas bien colocada