La vacuna de Oxford genera inmunidad frente al coronavirus sin reacciones negativas y da esperanzas