Los expertos creen que la variante ómicron no ha causado más casos de gravedad donde se ha extendido