El CSIC responde a la presidenta de Madrid tras afirmar que “nadie muere por contaminación”