La vitamina C puede evitar problemas pulmonares en los recién nacidos