Los obreros de la carretera de Avilés, los primeros en asistir a los pasajeros