En el quinto aniversario del accidente de Angrois el maquinista asegura que "preferiría haber muerto"