Perros, buzos, expertos... trabajan contrarreloj para poner fin a la agonía de la familia de Artur