Un grupo de bañistas en Jávea remolca hasta la orilla el cadáver de una ballena