El examen visual del cadáver de Blanca no aprecia golpes ni traumatismos explícitos de impacto