Carlos, el mosso que asesinó a su expareja en Tarrasa se negaba a aceptar la ruptura