Julen tenía un tapón de tierra de casi 40 cm encima y rodeándolo completamente