Julen estuvo atrapado de pie bajo un tapón de 33,1 kilos