Tomás Gimeno pudo huir de Tenerife con sus hijas Anna y Olivia con las costillas rotas por una caída