La okupación sube un 60% en los últimos cinco años: los okupas buscan asesoramiento para invadir las viviendas