Una clienta muerde a un camarero que le pidió que no fumara en la terraza de un bar en Begur, Girona