La cultura empieza a remontar en plena pandemia: Girona celebra un festival de música con 250 personas