Comienza el derribo de una de las naves quemadas por el incendio en Badalona (Barcelona)