El dueño del vertedero de Zaldibar donde quedaron sepultados dos operarios, detenido junto a otros dos altos cargos