Las empresas apuestan por el teletrabajo para hacer frente al coronavirus