El 28% de los enfermos de Parkinson aún no han sido diagnosticados