El año 2018 cierra con un descenso de muertos en carretera tras dos años de aumento