La fiscal apunta que La Manada cometió un "delito de violación continuada con fuerza intimidatoria"