Una fotografía demuestra que Julen sí cayó al pozo