Un fotógrafo capta más quemas incontroladas de pastos en Cantabria