Coches atrapados, vecinos desalojados y casas anegadas: La gota fría se ceba con Castellón