Indignación en el sector hostelero por las restricciones contra el coronavirus en Cataluña: pérdidas de casi 800 millones