El juez investiga como delitos las burlas y el acoso sufrido por Verónica entre 20 personas de su trabajo