Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores, acepta dos años de cárcel por estafa