Las lágrimas de Pepe, el ganadero que ha visto morir aplastados a sus chotos por el temporal