Royuela (Teruel), a la cabeza del ranking de las temperaturas más bajas de la ola polar en España con -30ºC