Recelo en los destinos habituales de los madrileños para pasar el puente, temen que expandan el virus