La manifestación de Madrid en repulsa por el asesinato de Samuel acaba con cargas policiales