El menor tratado por una grave adicción al videojuego Fortnite se conectaba 20 horas al día