Los micrófonos en el coche de Ana Julia grabaron su monólogo sádico y lleno de rabia contra Gabriel