Los muertos por el brote del nuevo coronavirus suben a 910 personas en todo el mundo