Un colegio de Cáceres prohíbe la entrada a dos niñas: sus padres negacionistas rechazan la mascarilla