Cuarentena, psicólogos y pan con chocolate para los niños de Tailandia