"No se puede respirar": la ola de calor asfixia a España con temperaturas que llegan a superar los 45 grados