Kelly fue atada y brutalmente degollada en el piso donde vivía con su madre